Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
0 0 0

Cómo elegir tu perfume de diario

Por: Ilitia Toledo | Publicado: 25/01/2017 12:56 |

Al igual que los amigos son la familia que elegimos, los perfumes son el aroma que escogemos. Esta relación viene a que el perfume es uno de nuestros mejores amigos, pero como con las personas, debemos asegurarnos de elegir bien cuál es el que mejor nos sienta.

Cuando vemos la cantidad de perfumes en sus bellos frascos es normal que nos entren las dudas de cuál es la fragancia perfecta para nosotros. Al fin y al cabo, el perfume debe tener un aroma que nos guste y que combine con nuestro estilo y con la ocasión para la que queremos utilizarlo.

Lo normal es tener dos o tres perfumes diferentes. Dos de ellos para uso diario y un tercero para ocasiones más especiales. También es frecuente la elección teniendo en cuenta la época del año, ya que invierno suelen utilizarse más perfumes dulces que florales o frutales. En cambio en verano se utilizan otros más frescos.

Lo ideal en el primer caso es encontrar al menos uno que pueda sernos útil todo el año y que combine todos los aromas para que no desentone ni con nuestro estilo ni con la época. Además, cada perfume reacciona de forma diferente en cada piel. La química corporal es la que da el toque final único y personal a cada fragancia.

¿Perfume de marca o marca blanca?


A la hora de elegir nuestro perfume debemos saber que la inversión no es tan relevante si tenemos en cuenta que un frasco puede durar un año de media. En este caso, la diferencia monetaria con un perfume de marca blanca no es tan importante.

Pero en lo que sí que debemos prestar especial atención es en la retención del aroma. Es decir, una vez utilizado el perfume, tenemos que fijarnos cuánto tiempo permanece el aroma en la piel. En el caso de los perfumes de marca, la esencia suele durar bastantes más horas que en los perfumes de marca blanca.

Elegir el perfume según su intensidad aromática

La intensidad aromática de un perfume se mide a través del concentrado del aroma. Al buscar cuál es nuestro aroma lo mejor es empezar probando la fragancia en su concentrado mínimo.

El perfume es la forma más concentrada con porcentajes desde 15 a 40 aproximadamente. Le sigue el agua de perfume con una concentración del 15 por ciento. A continuación está el agua de baño con un 6 a 15 por ciento de concentración y el agua de colonia con una concentración igual a la anterior pero con aromas más cítricos.

Los perfumes que menos concentración tienen son los Splash perfumes, por lo que podemos afirmar que es mejor probar la fragancia con este concentrado. Aun así, lo normal es elegir el aroma utilizando en primera estancia las aguas de baño o de colonia.

Comenta